La estupenda Mamá de Roberta

Con la moneda que le dio su mamá, Roberta salió con su cochecito y su muñeca a comprar algo rico para merendar en el campo. Se lo estaba pasando muy bien haciendo la compra de tienda en tienda cuando se dio cuenta de que se había perdido y no sabía volver a casa. Entonces se encontró con Virginia y dos más que le arrebataron a la muñeca y jugaron con ella como si fuera una pelota… ¡Pobre Roberta! y encima se acercaba una tormenta.
Al otro lado de la ciudad, la madre de Roberta pensaba en su hija mientras recogía tomates para la merienda y preparaba el mantel que llevarían, pero, ¿por qué Roberta tardaba tanto? De pronto se levantó un vendaval que hizo volar al mantel y arrastró a la mamá de Roberta que lo sujetaba.
El viento empujaba al mantel con la mamá de Roberta dentro y así de esta manera atravesaron la ciudad. Al final, cayó sobre el mismo árbol bajo el que Roberta se había protegido de la lluvia. Virginia y sus amigos se marchaban corriendo a su casa cuando oyeron una voz fuerte que los gritaba desde la copa del árbol y les tiraba tomates. Virginia y sus amigos se asustaron, la voz les ordenó arreglar a la muñeca Melania y dejarla como estaba. Y así fue.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>