tawahka

1. adj. Se dice del individuo del pueblo amerindio de la familia sumo, que vive en Honduras en el curso medio del río Patuca y en los departamentos de Olancho y Gracias a Dios.
2. adj. Perteneciente o relativo a los tawahkas.
3. m. Lengua de la familia misumalpa que hablan los tawahkas.

Consulta los vocablos de origen tawahka recogidos en el Diccionario de las Lenguas de Honduras (DLH).

Conforme a la Secretaría de Estado en los Despachos de Pueblos Indígenas y Afrohondureños SEDINAFROH:

Se ubica geográficamente en la región conocida como el Patuca Medio, en la Biosfera Tawahka Asangni, que comprende 233.000 hectáreas de bosque tropical lluvioso, que fue declarada oficialmente como zona protegida por el Congreso Nacional en diciembre de 1999, formando parte de la sección hondureña del Corredor Biológico y Cultural Mesoamericano, la segunda reserva de bosque más grande del continente, ubicada entre los departamentos de Olancho, Colón y Gracias a Dios, cuya población aproximada es de 1,500 miembros, se distribuye en siete comunidades: Parawasito, Kosmako, Yapuwas, Parawas, Kamakasana, Krautara y Krausirpe.

El Pueblo Tawahka, cultural y lingüísticamente, es un subgrupo perteneciente a los MISUMALPAS (Miskitu, Sumo, Matagalpa) de origen Macro chibcha, quienes en el pasado provinieron del sur del continente.

Actualmente se puede considerar que los Tawahka son el pueblo que por su ubicación se encuentran más alejados y de más difícil acceso desde la capital de la República, pues, su hábitat funcional se ve rodeado de bosque tropical lluvioso, lo que imposibilita contar con una infraestructura carretera que lo comunique fácilmente con el resto del país.

Se puede acceder a su territorio únicamente por dos vías:

a.- Fluvial. Por el sur, desde el sitio de Puncaya, Nueva Palestina, municipio de Froilán Turcios, departamento de Olancho y por el norte desde la desembocadura del Río Patuca, en el departamento de Gracias a Dios, para lo cual se deben ocupar de tres a cuatro días de trayecto en embarcación con motor fuera de borda.

b.- Aérea. Desde Wampusirpe, Gracias a Dios, hasta donde se puede llegar desde las comunidades Tawahka por vía fluvial tras cuatro a seis horas río abajo aproximadamente en embarcación con motor fuera de borda.

Es el único de los 9 Pueblos Indígenas y Negros que tiene la característica de ser prácticamente trilingüe, pues sus miembros hablan Tawahka, Miskitu y Español, (algunos ancianos hablan además el Pech)

Su universo cultural se fundamenta en la solidaridad entre sus miembros, estrecha relación y equilibrio con la naturaleza; por lo cual se les considera como uno de los Pueblos Indígenas de América capaz de conocer el uso del 75% de las plantas de su entorno natural.

Su territorio los últimos años ha sido amenazado por el segmento poblacional no indígena (colonos) quienes están ingresando a su territorio generalmente por la zona de Olancho y la frontera de Nicaragua, ejerciendo practicas de agricultura migratoria y ganadería extensiva; causando severos daños al medio ambiente de la zona, a este proceso se le conoce como fronteras de colonización.

Una de sus actividades productivas principales son: la agricultura de subsistencia, basada en el cultivo de yuca y otros tubérculos, plátanos (10 especies), maíz, fríjol, arroz y cacao; pesca, caza, elaboración de productos artesanales, construcción de cayucos, cría de ganado (vacuno y porcino) en menor escala.

Aunque no existen hasta la fecha recientes estudios económicos, se estima que una familia tawahka promedio no alcanza a percibir el 30% del salario mínimo nacional.

Sus comunidades carecen de los servicios básicos y cuentan tan sólo con un Centro de Salud en el que, sin embargo, faltan los más elementales recursos y que es atendido intermitentemente por una enfermera y por médicos de las brigadas voluntarias cubanas, los padecimiento mas comunes y mayores causantes de enfermedades y mortalidad son la malaria, las diarreas y las infecciones respiratorias y de la piel.

El aislamiento en que se encuentran de alguna forma ha favorecido la preservación de su cultura, sus saberes, tradiciones, cosmovisión y lengua; vale señalar que con la cooperación española, el Instituto Hondureño de Antropología e Historia y la Universidad Nacional Autónoma de Honduras, se realizo un esfuerzo orientado a formar a más de una docena de jóvenes hombres y mujeres tawahka que garantizaran la preservación de este patrimonio cultural intangible y lingüístico a través del Proyecto de Educación Bilingüe e Intercultural Tawahka –PEBIT-, no obstante aun no se cumple el Convenio celebrado entre estos y la Secretaría de Educación, relacionado con la ampliación de plazas de maestros para cubrir la necesidad de las escuelas de las comunidades, lo que posibilitaría el mejoramiento académico de niños y jóvenes.

Organizativamente, en lo social, los Tawahka son dirigidos por un Consejo de Ancianos, considerados autoridad máxima, y por la Federación Indígena Tawahka de Honduras –FITH- quien tiene la representación política. Cuentan además, con una Unidad técnica denominada ASANG LAUNA, quienes se encargan de gestionar y encausar el futuro de este Pueblo Indígena milenario, para mejorar las condiciones de pobreza extrema, y que se enfrenta al reto de mejorar sus condiciones de vida, de aprovechar y manejar adecuadamente las riquezas que les ofrece su entorno ecológico y de conservarse como pueblo lingüística y culturalmente diferenciado. Aunque reducidos a pequeños poblados, conservan su lengua, su cultura, y una posición estratégica en uno de los bosques tropicales más importantes de Centroamérica, del que han sido sus habitantes originarios.

Consulta igualmente el artículo Características lingüísticas de las lenguas originarias de Honduras de Ramón A. Hernández Torres.